3 hábitos que ponen en peligro tu salud ocular

Algunos hábitos de nuestro día a día pueden poner en juego nuestra visión y dañarla poco a poco sin que nos demos cuenta. A continuación, os explicamos algunos de ellos.

Tabaco

El tabaquismo es otro factor de riesgo de padecer ojo seco. Este hábito produce una vasoconstricción o estrechamiento de los vasos sanguíneos, que puede dar lugar a una falta de lubricación de la superficie del ojo y a la consiguiente irritación ocular.

Uso continuo de pantallas

El uso de pantallas y de dispositivos móviles, ya sea por motivos profesionales o de ocio, puede producir alteraciones en la superficie ocular. Están especialmente asociados al ojo seco, un trastorno que tiene su origen en la incapacidad de las glándulas lagrimales de segregar lágrima suficiente para mantener el ojo lubricado.

Lo más común es parpadear entre 14 y 18 veces por minuto, pero las personas que trabajan frente a una pantalla, pueden llegar a reducir mucho esta frecuencia. Pueden usarse lágrimas artificiales para evitarlo.

Sistemas de climatización

También existen factores ambientales, como, por ejemplo, la exposición continuada a espacios con aire acondicionado o con calefacción. En esta línea, los especialistas de CENTRE D’OFTALMOLOGIA ROMERO recordamos que es imprescindible un tratamiento personalizado para cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR