Cómo cuidar tus ojos en la piscina o en la playa

Tras un día en la playa o en la piscina, bien disfrutando de las olas o de nadar bajo el agua, seguro que tus ojos están algo enrojecidos y con algo de ardor. Y es que tanto el mar como el agua de la piscina nos pueden provocar irritaciones o alergias.

El exceso de cloro, los productos químicos, hongos o células muertas, entre otras cosas, pueden ser factores que lleven a irritaciones, alergias e infecciones oculares.

Hay que estar atentos al clásico ojo rojo (con presencia de folículos o papilas). Si el síntoma no desaparece en 24 horas, y a eso le sumamos visión borrosa, dolor e hinchazón, es necesario acudir a un especialista.

Además, se recomienda no abrir los ojos bajo el agua durante periodos prolongados, ya sea en piscinas, mar u otros para evitar cualquier tipo de problema y el verano no se transforme en un riesgo para la salud.

Recomendaciones del Centre D’Oftalmologia Romero:

– Utilizar lentes de agua.

– Ir a piscinas que cumplan los requisitos de sanidad.

– No abrir los ojos bajo el agua por mucho tiempo.

– No compartir la toalla ni gafas de otros usuarios de su alrededor.

– Secar cuidadosamente la humedad de su rostro con una toalla que no tenga arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR