La importancia de que los niños lleven gafas de sol

Lejos de ser un capricho o una extravagancia, lo cierto es que los niños deben llevar gafas de sol. Desde tan pronto como el primer año de vida.

Y es que lo necesitan aún más que los adultos, tal y como ha señalado recientemente el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas. Su uso, junto al de viseras y gorras, debería ser práctica habitual, algo que todavía está lejos de ser una realidad.

¿Por qué es importante que los niños las lleven?

Es importante porque sus ojos están menos dotados para protegerse por sí mismos de la radiación y tienen que protegerse con unas gafas de buena calidad. Su uso es incluso más importante para los niños que para los adultos, ya que su cristalino es más joven y transparente y tiene menor capacidad de filtrar la luz, especialmente la parte de la luz más nociva para los ojos, que es el ultravioleta.

En la época estival, en la que hay más horas de luz y hacemos más vida al aire libre, es especialmente importante usar siempre protección en nuestros ojos. Pero, incluso cuando está nublado, estamos expuestos a la luz ultravioleta además de la luz visible, ya que ésta no es totalmente filtrada por las nubes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR