Problemas de visión habituales en la tercera edad

La pérdida de visión en las personas mayores puede deberse a numerosas causas que pueden ser tratables o no. En cualquier caso, lo que sí está claro es que esta falta de visión aumenta el riesgo de sufrir accidentes y provoca, además, que las personas que ven mal tengan problemas para desenvolverse con normalidad en su día a día y se relacionen menos con su entorno.

Por eso, al llegar a esta edad es imprescindible concienciarse, tanto las propias personas mayores como el resto de miembros de la familia, de la importancia de ir a revisarse la vista con frecuencia. Lo aconsejable es hacerlo una vez al año, haya o no problemas de visión. Ante la aparición del más mínimo signo de alarma, como visión borrosa o disminución de la visión, el anciano debe acudir al especialista para diagnosticar la causa de la alteración sensitiva y poner así el tratamiento adecuado lo antes posible.

Cambios normales de la vista al envejecer

  • Pérdida de la capacidad de enfocar (vista cansada)
  • Disminución de la sensibilidad visual
  • Presbicia
  • Cataratas
  • Glaucoma

Recuerda visitar siempre al especialista al menos una vez al año. La prevención es fundamental. ¡Cuida tu visión y la de nuestros mayores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR